Trasteadores: Marina Tristán

“Los niños se aburren tremendamente siguiendo un libro de texto”

Maestra
MaestraCEIP Santa María del Buen Aire, Cartagena
La Puebla es una pequeña diputación de Cartagena donde hay un Colegio Público también pequeño, con una línea por cada curso. Se llama Santa María del Buen Aire y allí es tutora del primer tramo de Primaria desde hace tres años Marina Tristán, que es especialista en Música. En su especialidad, durante los ocho años que dio clase, no empleaba libros de texto y trabajaba por tareas, así que cuando llegó a la tutoría de primero de Primaria pensó que para sus alumnos sería mejor que continuara haciéndolo así. Trabaja por proyectos y le hemos pedido que nos cuente cómo lo hace.

Mi aula

Ellos

Aquí me encontraréis

Entrevista realizada por Marta Ferrero

¿Por qué decidiste trabajar por proyectos?

Por la satisfacción del alumnado. Yo creo que los niños se aburren tremendamente siguiendo un libro de texto, es lo que sucede en todas las asignaturas en las que lo llevan.  Entonces pensé que si podíamos mirar el currículum, saber estructurarlo nosotros y que nadie nos dijese en qué momento hacer cada cosa o cómo hacerlo… pues se nos abre la posibilidad de decidir nosotros mismos y adaptarnos exactamente a las necesidades del alumnado.  La motivación para ellos es inmensamente mayor cuando trabajamos por proyectos que cuando sigues un libro.

Creo que este tipo de metodología se puede aplicar a cualquier tramo de la educación, de hecho yo he mirado mucho al profesorado de Infantil para aprender cómo trabajan y extrapolarlo a Primaria. También he aprendido de los profesores de Secundaria que comparten su trabajo en las redes y en sus blogs.

Es curioso que en infantil se trabaje por proyectos y que sea relativamente sencillo encontrar profesores de Secundaria que también lo hacen. ¿Por qué en Primaria los profesores son más reacios?

Por miedo y por desconocimiento. Muchos profesores tienen en la mente que cuando llegan a Primaria tienen que poner a los niños en filas de a uno mirando a la pizarra porque se han hecho mayores. Y además, se les intenta convencer también a ellos de que no pueden seguir haciendo lo mismo que en Infantil, no se cansan de decirles “te has hecho mayor”. Y no nos damos cuenta de que ese niño tiene que seguir manipulando, tiene que seguir experimentando con la realidad que le rodea porque es la mejor manera de aprender.  Eso en el primer tramo, cuando los niños llegan a 4º, 5º y 6º, entonces los profesores se obsesionan con prepararlos para el Instituto, que dominen los contenidos y se nos olvida que tienen que dominar lo básico: aprender a aprender.

Entiendo que en tu clase no están sentados en filas de a uno mirando a la pizarra…

¡Nooooo! , claro que no.  Mi clase no tiene nada que ver con un aula normal de Primaria. Para nada. Tiene unos rincones muy diferenciados: el ordenador, la mesa de trabajo, espacios para los tres equipos, la biblioteca y las dos pizarras (la digital y la de tiza). Mi mesa está en un rincón y mi clase está al servicio del alumno, que se puede levantar cuando quiera y puede usar todos los espacios según el trabajo que esté haciendo. No hay una norma que diga: “No  nos levantamos y tenemos que estar quietecitos”.

Pero sí habrá unas normas básicas.

Sí. Trabajamos siempre en equipo y ellos saben cuál es su rol en cada momento, qué tarea tienen que hacer. No tenemos problemas.

¿Se puede dar el currículum de todo un curso mediante proyectos o se hacen dos o tres proyectos importantes y para el resto se recurre al libro de texto?

Yo trabajo todo el currículum a través de proyectos. Hago seis núcleos temáticos basados en los contenidos de Naturales y Sociales, y a esos proyectos los alimento con Lengua, Matemáticas, Música y Lectura comprensiva.   En este curso hemos desarrollado un proyecto que tiene que ver con “el cuerpo humano”, otro  con “el universo”, el tercero con “animales, plantas y sectores de producción”, el cuarto sobre “historia y vivimos en sociedad” y el último con “tecnología, objetos y máquinas”, que fue el que acabamos la semana pasada.

Cada mes de septiembre yo me planteo que tengo que idear un proyecto que me encaje con cada uno de esos núcleos y con eso sé que cumplo con todo el currículum.  Cuando de verdad voy a empezar cada uno es cuando detallo las tareas que deben llevar a cabo.  A partir del segundo trimestre les presento a ellos la temática para que me ayuden con las decisiones. Se trata de dirigir la clase para llegar a lo que yo quiero, pero que los alumnos piensen las tareas y participen. Siempre están más motivados si han intervenido en la creación del proyecto desde el principio.

 Me dejo siempre el último mes para tema libre. Ahora estamos programando un pequeño viaje con la familia que van a hacer de verdad.  Se tienen que encargar de todo: pensar a dónde quieren ir, calcular la distancia, qué gastos van a tener, qué comida deben llevar… Y para pagar esos gastos, fabrican cosas y las venden. Tienen que saber qué cuestan los materiales para elaborar esos productos, por qué precio tienen que venderlos si quieren ganar dinero…

¿Qué opinas de los libros de texto?

Yo no estoy en contra de los libros de texto.  Estoy en contra de los libros mal utilizados.  No concibo al maestro que dice que porque tiene que cumplir el libro de texto no puede hacer nada más. Cuando uno se esclaviza así, obviamente no está haciendo bien las cosas.  Creo que los docentes tendrían que quitarse ese miedo, lanzarse a la piscina. Trabajando por proyectos se pasa mal al principio, pero es muy satisfactorio. Cuando ves las caras de los niños y las ganas con las que vienen al cole… al final eso es lo que importa.

¿Todos los profesores de tu centro trabajan así?

No. En Primaria sólo yo trabajo así. En Infantil han empezado este curso.

Y ¿cómo lo ve el resto de profesores?, ¿hay animadversión?

No. Nos respetamos, yo creo que les gusta lo que hago, pero no se animan, les da miedo.

¿Y qué piensan los padres?

Los padres están bastante satisfechos porque ven que los niños aprenden y además, aprenden jugando.

Pero, ¿lo entendieron desde el principio?

Antes de empezar a trabajar así, hablé con ellos y les pregunté abiertamente si iba a poder contar con su apoyo, porque con esta metodología es fundamental el apoyo de las familias.  En muchos momentos es necesario que vengan al colegio a ayudarme o que colaboren desde casa. La verdad es que a prácticamente todos les pareció bien, así que no me puedo quejar.

¿Cómo fue la experiencia de colaborar con la Consejería de Educación en el diseño de la guía de Conocimiento aplicado?

Me gustó mucho hacer ese trabajo, pero tengo un sentimiento agridulce porque creo que se ha dado poca formación y los profesores no han aprendido a emplear esa asignatura.

¿Con qué otro “trasteador” nos recomiendas hablar?

Con Domingo Méndez de Cieza, trabaja en el Colegio Jaime Balmez, que es una cooperativa. Y con Olga, la directora del Colegio de El Algar.

Proyecto: Urgencias y a lo loco

Los alumnos de la clase de Marina se transforman en doctores y han construido una clínica por la que pasarán los niños de otros cursos.  Cada proyecto lleva su exposición final y en este, se invita a los compañeros a que se conviertan en pacientes.  “Mis alumnos eran doctores y los demás pacientes. En una mesa teníamos un menú real, hecho por las mamás, con alimentos de una dieta saludable y otros de una dieta mala. Era muy visual”. Al llegar se mide y se pesa a los pacientes, se les hace una prueba de visión y se les diagnostica su dolencia. Para curarles: consejos y poemas.

“Con este proyecto aprendimos el cuerpo humano (el aparato locomotor, el digestivo, el excretor…), hábitos saludables, los sentidos… Eso es lo que corresponde al currículum de Naturales. De matemáticas vimos los pesos, las medidas… tuvimos que aprender el sistema métrico decimal, los kilos y los gramos. Hicimos carteles para medir la vista y para eso tuvieron que aprender las proporciones, porque las letras tenían que ser cada vez más pequeñas”.  ¿Y cómo se trabaja la lengua? “Pues cada vez que investigamos las diferentes dolencias y sus curas, y con los poemas vimos la rima, la ortografía, la gramática…”

Ellos también trastean

La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo. Paulo Freire

Nos encantaría que compartieras con nosotros tus experiencias de innovación en el área educativa.