Trasteadores: Laura Estremera

Ver la educación con otros ojos, con alumnos activos que hacen, que piensan, que tienen curiosidad, un asombro que les permite ir construyéndose a sí mismos.

Laura Estremera
Laura Estremera
Aquí me encontraréis
Innovación es ver la educación con otros ojos, con alumnos activos que hacen, que piensan, que tienen curiosidad, un asombro que les permite ir construyéndose a sí mismos. Es adaptarnos a cada uno de ellos, tratarlos con respeto. Una educación donde el maestro no “llena” al niño de conocimientos sino que sabe observarlo y acompañarlo en su desarrollo.
Trabajo con los más mayores del primer ciclo de educación infantil (2 – 3 años) así que sobre todo le damos mucha importancia al juego, al movimiento y a las actividades sensoriales y manipulativas.
Pero también, cuando surge, trabajamos a través de proyectos. Os preguntaréis ¿ABP con niños tan pequeños? Sí, pero adaptados a las circunstancias y teniendo presentes las necesidades del niño pequeño. Con esta forma de trabajar las familias adquieren un peso importantísimo ya que se involucran en el proyecto tanto como nosotros.

Proyectos

Como ejemplo os voy a contar un proyecto que surgió este curso sobre los pollos:
Era otoño y llevé al aula una mazorca, siempre intento trabajar con la realidad y con elementos naturales así que entre varios elementos del otoño, estaba la mazorca para tocarla, observarla, olerla, desgranarla… Una niña comentó que las gallinas de su abuela comían maíz y que quería traer una gallina a clase. Más tarde, la familia habló conmigo y trajeron la gallina al aula una mañana, los niños la observaron, preguntaron cosas sobre ella, hicimos “pruebas” sobre lo que podía comer una gallina… ¡los niños estaban encantados con la experiencia! Ese mismo día, otra familia me comentó que unos familiares suyos tenían una granja de pollos y que quizá podían traernos un pollito. Finalmente fueron 2 los que se quedaron con nosotros unas semanas y de ahí fueron surgiendo diferentes actividades y propuestas en torno al tema, que podéis ver aquí.
Cuando decidí escribir en un blog, lo hice para compartir con otros maestros y educadores experiencias que hacíamos en el aula. Igual que yo me inspiraba de otras personas, pensé que podía ser interesante que otras personas pudieran saber lo que hacíamos nosotros. En el blog comencé explicando actividades y también escribiendo algunos artículos sobre temas que me parecían interesantes, a raíz de eso, me propusieron desde diferentes páginas de internet colaborar escribiendo artículos, con algunas de forma eventual y con otras de forma regular. Poco a poco, mis seguidores fueron más familias que educadores y tras varias propuestas por parte de diferentes familias sobre la posibilidad de escribir un libro, me lancé a ello y así nació CRIANDO. El objetivo de Criando es precisamente ver al niño de “otra forma”, entender por qué hace lo que hace, comprenderlo, alejarnos un poco de nuestra visión adulta y de muchos dichos populares (“no lo cojas que se acostumbra”) para basarnos en estudios e investigaciones más actualizadas. Comprender la necesidad de respetar sus tiempos y ritmos, que la inteligencia se construye de forma activa, que el niño aprende haciendo y a través del juego. Pero quería que todo el mundo pudiera acceder a Criando, que cualquier familia, pudiera tener a su alcance la información, así que decidí que el libro fuera de descarga gratuita y que todo el mundo pudiera disfrutar de su lectura. Podéis acceder a él aquí: www.bubok.es/libros/245841/CRIANDO

Me interesan las pedagogías donde el alumno asume un papel activo, me inspira mucho la forma de ver al niño que tiene Montessori, pero también me parece muy importante el juego libre. Por citar algunos autores que me inspiran: Piaget, Pikler, Montessori, Rebeca Wild, Bowlby, Ferré, Malaguzzi…
Más que de nuestro sistema educativo, de la forma que tenemos los adultos de ver al niño. Empezar a ver al niño como el constructor de su propio aprendizaje, como un ser activo, que hace, que piensa, que descubre, que explora, que necesita moverse, tocar, jugar y que se merece todo nuestro respeto.

Ellos también trastean