Colegio Bilingüe Khalil Gibran

Colegio Bilingüe Khalil Gibran, Fuenlabrada (Madrid)
Colegio Bilingüe Khalil Gibran, Fuenlabrada (Madrid)
Llevamos 25 años educando a través de un proyecto educativo innovador cuyos pilares básicos son
el desarrollo de la creatividad, de la tolerancia y la empatía, el espíritu crítico y el emprendimiento. Nuestra metodología está basada en un aprendizaje que asegure la motivación y participación del alumnado de manera activa. Nuestras técnicas y metodologías de enseñanza son pioneras en Europa. Algunas de las cosas que nos diferencian de otros centros son:

No enviamos deberes en Educación Primaria.
Concebimos el error como parte del proceso de aprendizaje.
No utilizamos el castigo como método de modificación de conducta.

Aprendizaje Basado en Proyectos

El aprendizaje basado en proyectos es una metodología educativa muy eficaz que consiste en enganchar al alumno en torno a un tema que le motiva y satisfacer su interés por explorar y aprender nuevos conocimientos. Consigue desarrollar en los alumnos las competencias clave en el siglo XXI. En nuestro colegio, trabajamos dichas competencias a través de los proyectos. En el ABP, los alumnos son protagonistas de su propio aprendizaje y el papel del profesor es de mero guía. Ellos son los encargados de planificar, estructurar y elaborar para resolver la cuestión planteada. Son el centro de su aprendizaje gracias a un planteamiento motivador en el que entran en juego la creatividad y el aprendizaje cooperativo.

En 2017, metodologías como el aprendizaje por proyectos, el aprendizaje colaborativo, la educación por competencias o el aprendizaje basado en la resolución de problemas serán una realidad en las aulas. Esta es una de las conclusiones que aporta el estudio Perspectivas 2014: Tecnología y Pedagogía en las aulas, desarrollado por el Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona y AulaPlaneta, que augura un cambio en la manera de enseñar en las aulas en los próximos cinco años. ¡Nosotros ya estamos innovando, y los resultados son excelentes!

La importancia del juego

A través del juego, el ser humano comprende el mundo que le rodea, descubre sus posibilidades, interpreta la realidad, ensaya conductas sociales, asume roles, aprende reglas, regula su comportamiento, exterioriza pensamientos.

El juego es un recurso didáctico con valor educativo por sí mismo

La importancia del juego en el desarrollo del niño, es fundamental. A través del juego, el ser humano comprende el mundo que le rodea, descubre sus posibilidades, interpreta la realidad, ensaya conductas sociales, asume roles, aprende reglas, regula su comportamiento, exterioriza pensamientos. El juego es un recurso didáctico con valor educativo por sí mismo.
El juego permite un desarrollo del ámbito psicomotor, cognitivo y afectivo, para lograr la integración de los niños en el ámbito social, donde se tiene que desenvolver durante toda su vida.
El juego permite: desarrollar el pensamiento, la inteligencia, la expresión libre, la comunicación, comprender el entorno, construir estructuras básicas del conocimiento, aprender la relación causa-efecto, a relacionarse con los demás, comenzar los vínculos de la amistad, etc.

Aprendizaje Experiencial

La metodología que utilizamos en la etapa de Infantil es una metodología activa, basada en el juego y la experimentación, para conseguir en el alumno un aprendizaje significativo.

La experimentación es un elemento básico en el aprendizaje de los seres humanos

La metodología que utilizamos en la etapa de Infantil es una metodología activa, basada en el juego y la experimentación, para conseguir en el alumno un aprendizaje significativo a través de su propia experiencia, o lo que es lo mismo, conseguir un aprendizaje experiencial o learning by doing.
La experimentación es un elemento básico en el aprendizaje de los seres humanos, gracias a ella, conocemos el mundo que nos rodea. Además, a través de la manipulación y experimentación, descubrimos nuevas sensaciones, y experimentamos nuevas experiencias. A través de la manipulación, se produce el verdadero aprendizaje.

No a los deberes escolares

Las razones por las cuales no mandamos deberes (hasta 6º de Primaria) son las siguientes:

1) No deja tiempo para jugar
El juego es un elemento imprescindible en el desarrollo de una persona en edades tempranas. Los niños necesitan estar activos para crecer y desarrollar sus capacidades y aptitudes. El juego es importante para el aprendizaje y desarrollo integral de los niños puesto que también aprenden a conocer la vida a través del juego.
Jugar, es el primer instrumento que posee el niño para aprender y para conocerse, el desarrollo de una actividad ayuda al niño a saber cómo se desempeña él ante nuevas acciones, descubre cómo es su forma de actuar y de interactuar con los demás, si no le dejamos tiempo para jugar, no le dejamos tiempo para desarrollarse como persona.

2) El impacto sobre el resultado académico de los deberes es mínimo o inexistente en Educación Primaria.
Numerosos estudios, revelan que en países donde no se envían deberes, los resultados académicos son mejores que en países donde sí se envían.
En países como Finlandia, a la cabeza de la educación europea, con el mejor sistema educativo del mundo, no envían más de 15 minutos al día de deberes. ¿Por qué en España se envían más de 3 horas diarias a niños de tan solo 10 años?

3) Pueden llegar a provocar discusiones familiares y rechazo a la escuela.
Muchos niños necesitan ayuda para hacer sus deberes sin errores, lo cual implica que los familiares estén pendientes y se producen conflictos cada tarde entre padres e hijos intentando ayudar al niño. Además, pasa que en determinadas etapas no es posible ayudar dada la dificultad de las materias y eso es motivo de desigualdad para familias cuyos padres tienen niveles básicos de formación.

4) Los niños asisten unas 8 horas diarias al colegio, tiempo suficiente.
¿Os imaginais trabajar 8 horas al día y al llegar a casa tener que estar otras 3 horas más? No tiene sentido, desmotiva a los alumnos, llegan más cansados al día siguiente al colegio, y cogen manía a la escuela y a los profesores.
Si un profesor dice que en clase no le da tiempo a enseñar todo lo que tiene que enseñar, es que no está utilizando un método eficiente. Queremos alimentar el gusto de los alumnos por ir a la escuela y por aprender.

Si algún padre quiere reforzar los conocimientos del cole en casa, recordamos que no tiene por qué ser sinónimo de sentarse en una mesa a rellenar un cuadernillo. Por ejemplo, podemos reforzar la lengua elaborando la lista de la compra, y las matemáticas calculando el presupuesto de gastos para un bizcocho; ir a la biblioteca; leer o resolver dudas delante de Internet. Debemos desarrollar competencias, no contenidos. Memorizar es bueno, pero cosas significativas, que aporten valor, que sean útiles. Hemos de repensar qué queremos pedirles, qué van a necesitar los alumnos el día de mañana.

Fuente: www.flickr.com/

Fuente: www.flickr.com/

“Mandando deberes extras después del horario escolar, solo conseguiríamos agotar, estresar a los alumnos, que se vean desbordados y que en lugar de ver el aprendizaje como algo placentero y una aventura de descubrimiento, se convierta en algo terrible y frustrante”
En muchos centros educativos, se tiende a utilizar el castigo como método de modificación de conducta. En nuestro colegio, la experiencia nos ha mostrado, cómo otras técnicas son mucho más eficaces y duraderas. Corregimos las conductas no adecuadas sin incluir el concepto castigo.

¿Modificación de conducta sin castigar? ¿Cómo lo hacemos?

El ser humano desarrolla sus patrones de comportamiento en función de sus experiencias en el proceso de desarrollo, aprendizaje y maduración. El castigo permite extinguir una conducta de manera puntual, pero la raíz del problema no se soluciona. Son muchos los niños que pese a haber sido castigados por una conducta, siguen haciéndola cuando pueden o creen que nadie les ve. El castigo no provoca el desaprendizaje del comportamiento que queremos modificar, ni ofrece una alternativa más adecuada y ello hace que la conducta tienda a repetirse.
Además, castigar como medida habitual de modificación de conducta, provoca la pérdida de confianza y distanciamiento del niño de sus educadores y padres, haciendo más complicado el diálogo, generando rabia, ansiedad y daño en el autoestima. En nuestra Escuela Infantil conseguimos una modificación de conducta sin castigar a través del diálogo, el razonamiento, el cariño y la comprensión, ofreciendo conductas alternativas de comportamiento.
Hacer que el niño recapacite sobre lo que ha hecho, provocar en él un razonamiento y una búsqueda de alternativas conductuales. Hay que educar a los niños para que ellos mismos sean conscientes y responsables de sus actos, que se conviertan en personas autónomas que se respeten así mismas y a los demás. El diálogo con los niños, ayuda a hacerles ver que sus actos tienen consecuencias y a reflexionar sobre sus conductas para buscar alternativas de comportamiento.

El proyecto educativo que seguimos en nuestro centro va en contra de la incorporar uniformes escolares.

¿POR QUÉ?
Razones Pedagógicas:
1. Coacciona, dirige y limita la identidad de los niños.
2. Enmascara una realidad social, diversa y plural del entorno, de la vida real. No somos todos iguales, cada uno tiene su propia personalidad, y eso es maravilloso. Hay que educar en la diversidad, pues es una realidad.
3. Impone estereotipos de género. Niñas con falda ya sea invierno o verano. Sexista y anticuado.
4. Reafirma e impone un orden jerárquico adulto. En nuestro colegio, el profesor es una autoridad, pero jamás está por encima jerárquicamente.
5. No deja espacio para el desarrollo de la personalidad y la creatividad.

Muchos padres, nos comentan que para ellos sería mucho más cómodo traer a sus hijos con uniforme escolar, seguramente así sea, pero, por el contrario, estarían cortando las alas de sus hijos para moldear su propia personalidad y elegir por sí mismos cómo quieren ser. Nosotros apostamos por la diversidad y entendemos que la diversidad se pierde cuando se obliga a los niños a vestirse todos igual. Pensamos que los alumnos que no llevan uniforme, aprenden antes a respetar las diferencias individuales y a entender la realidad.
Lorenzo García Aretio, decano de la Facultad de educación de la UNED y catedrático de Teoría de la Educación y Pedagogía Social, argumenta en contra del uniforme ya que opina, que esta prenda “coarta la capacidad de autonomía del alumno” y, además, “no existe ningún estudio científico que demuestre que el uniforme contribuya a un mejor rendimiento académico de los alumnos”.
En nuestro colegio educamos desde la libertad para fomentar un pensamiento libre, capaz de pensar por sí mismo. Queremos que nuestros alumnos tengan pensamiento crítico propio. Las mentes del mañana necesitan estar preparadas para innovar y pensar por sí solas. El uniforme va en contra de esta filosofía educativa.

Aquí nos encontrarás