Bienvenidos

Nos presentamos

“Para hacer cosas seria no hay que ser serio” y esto, en muchas ocasiones, me cuesta hacérselo entender a quién me ve llegar con los vaqueros rotos a trabajar. Dirijo uno de los centros Novaschool en Benalmádena, algo que me hace sentir privilegiada porque tengo la posibilidad y los medios para apostar por el cambio por el que tanto luchamos los profesionales de la educación.

Me llamo Gemma. Maestra y psicopedagoga, inquieta e inconformista. Madre, emprendedora y muy crítica conmigo y, cómo no, con un sistema que cada día nos ha ido demostrando que no funciona. Esto es lo que me gusta enseñar a mis alumnos, que el mundo hay que moverlo y zarandearlo hasta conseguir todo aquello que se propongan, que deben de ser reflexivos, que levanten su voz, que defiendan sus ideas y, por supuesto, que luchen por sus sueños.

No podemos pasar por esta vida de puntillas y los profesionales de la educación tenemos y debemos ser generadores del cambio… tenemos en nuestra mano el futuro. Somos afortunados, pero a veces no sabemos aprovecharlo.

Música, arte, creatividad, serendipia, ideas, risas, autonomía, sueños, opciones… esas bonitas palabras con las que debemos trastear en el aula. Enseñarles a vivir.

¿Qué es lo que desean aprender?… preguntemos, porque ya quedó atrás la época de coleccionar contenidos, pasemos al siguiente nivel y hagamos de nuestros alumnos personas capaces de CREAR.

Cada una de esas mentes que cada día se sientan en nuestras aulas tienen un potencial al que debemos saber guiar, acompañar, canalizar… pero con la seguridad de que mantendremos intacta la esencia, su timidez, su energía desenfrenada, su verborrea o ese silencio con el que nos toca saber convivir, intentando descifrar qué hay detrás de cada uno de ellos.

¿Qué busco en mi equipo? Magos… capaces de convertir cada jornada escolar en un gigantesco sombrero del que sin duda saldrán médicos, arquitectos, políticos, deportistas, peluqueros, escritores, músicos y todos con un nexo en común, haber disfrutado de sus años escolares y ser personas emocionalmente preparadas.

¿Somos conscientes de que tenemos el conocimiento en un solo click? Vivimos en la época de las nuevas tecnologías, perdamos nuestro tiempo en darles herramientas para que sepan enfrentarse a este mundo con la capacidad de pensar y decidir sin miedo.

Vivir es una arte que debemos incluir como asignatura obligatoria.